La respuesta de la tarde: "A Marte me llevaría el móvil y pillaría la wifi de Saturno"