Javier Abascal sale a la calle para descubrir qué opina la gente sobre la huelga