Alegría sin medida de un poni que por fin puede correr tras una vida de maltratos