El rey emérito asegura sentirse "bárbaro" en su reaparición pública en Sanxenxo tras su operación