Montblanc, el pueblo más devastado por la DANA