Dos kamikazes siembran el pánico en las carreteras dejando un muerto y tres heridos tras de sí