Lula, el expresidente de Brasil, sale de la cárcel para acudir al funeral de su nieto