Casado abre la puerta a bajar el salario mínimo a los 850 euros