Experto: “Cada persona que tocaba El Árbol del Diablo moría en unas semanas”