Se fotografiaron en Belchite, donde murió su abuelo, y un encapuchado aparece tras ellas