Se encuentra con lo que parece ser el espectro de un niño y huye despavorida: “Vi por el retrovisor que no tenía rostro”