¡Espeluznante! En un pueblo de Italia los vecinos recogen serpientes para cubrir la cabeza con ellas a su Santo