Vivir sin poder abrazar a sus hijos por la 'enfermedad de la burbuja'