“Marc Bartra aún sigue con el susto encima. Lo primero que oyó fue un ruido muy fuerte”