El presunto asesino de la peregrina Denise Pikka se acoge al derecho a no declarar