El Cantábrico hace recuento de pérdidas tras el temporal