Mario vuelve a ser independiente gracias a las manos biónicas