José y Mauri venden pipas en la puerta del estadio del Hércules C.F.