Roberto Perry, inversor inmobiliario: “España es un mercado abierto, acepta la inversión extranjera y ofrece oportunidades”