La víctima, una japonesa muerta por el lanzamiento de un cuchillo