Dos misterios al precio de uno, en 'Castle'