Castle: "Esto sí que es una guerra navideña"