El Zoo de Castelar, obligado a cancelar el contacto directo del público con los animales tras la denuncia de ‘A cara de perro’