Meritxell se despide entre lágrimas de la que ha sido su familia durante 21 días