Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Remilia, la primera mujer en la LCS, abandona la competición tras el acoso sufrido

videojuegoscuatro.com

Es uno de los mejores 'supports' de la competición occidental de League of Legends y ha contribuido a que Renegades, su equipo, consiga una plaza para la mayor competición de League of Legends, pero su indiscutible calidad como jugadora siempre ha estado ensombrecida por los rumores sobre su supuesta transexualidad. Cansada de estar sometida a tanta presión, Maria 'Remilia' Creveling ha tomado la decisión de abandonar su equipo y quedarse a las puertas de convertirse en la primera mujer en competir en la LCS.

Final de la Challenguer Series norteamericana. Renegades se juega contra Team Coast el pase a la League of Legends Championship Series (LCS), la máxima categoría de juego. La polémica estalla en las redes sociales por un nombre, Remilia, integrante de Renegades, y la decisión del realizador de que las cámaras no muestren su rostro en directo. El rostro de una jugadora que, tras la victoria de su equipo, se convierte en la primera mujer en conseguir el pase a la LCS. A los pocos minutos, otra noticia corre como la pólvora, y es que ya lo había avisado: Remilia abandona el equipo y no jugará la categoría reina.
¿Quién es Remilia?
Maria Creveling, es estadounidense, tiene 20 años, y es una de las mejores jugadoras del personaje Thresh. Poco más se sabe de Remilia, su nuevo alias. Antes era conocida como Yuno, pero desapareció de la escena durante unos meses para tratar de evitar el acoso al que se veía sometida en portales como Twitter o Reddit. Acoso por su condición de ser mujer, y su supuesta transexualidad. Supuesta porque algunas publicaciones lo desmienten, pero muchos son los que dicen que la propia Remilia lo ha admitido en más de una ocasión en 4chan. Si es así, de esos posts o tuits no queda ni rastro. Porque Maria ha vuelto a desaparecer de Internet y se ha llevado todos sus perfiles con ella, borrando su pasado de Internet.
A lo largo de su carrera, Remilia ha demostrado que es un 'support' soberbio. Ha sido jugadora de otros equipos de Challenger Series, y su mayor éxito ha sido su etapa en Misfits, equipo que fue adquirido por Renegades. Bastante conocida en la escena norteamericana, no es la primera vez que su condición sexual se convierte en tema de conversación. En más de una ocasión ha hablado de los problemas de acoso que ha sufrido a lo largo de los años. Tuitera habitual de sus estados de ánimo y aficionada a las redes sociales, ha acumulado numerosos seguidores, pero los 'haters' le llevaron a tomar la decisión de cerrar su canal de Twitch.
Un segundo de crueldad
Durante el partido de ayer, las cámaras mostraron un breve instante a Remilia. Bastaron esos pocos segundos para que el chat de la retransmisión quedara copado por mensajes ofensivos y cavernícolas. Bastó solo un segundo para que los 'trolls' de Internet dieran rienda suelta a su mayor afición: volcar su crueldad sobre la jugadora de Renegades. Ella ya lo había avisado. Si su equipo se clasificaba para la LCS, seguramente abandonaría su silla porque no sería capaz de aguantar la presión.
remilia
La dificultad de ser mujer en los eSports
El caso de Remilia no ha sido el único. Las mujeres también lo tienen difícil en el terreno de los deportes electrónicos (eSports). Es difícil encontrar un torneo que prohíba la participación femenina, pero el número de mujeres es menor en los títulos competitivos; concretamente una mujer por cada diez hombres. Ese es el principal motivo por el que no hay chicas en las ligas, porque es más complicado que destaquen. Pero las que lo hacen tampoco lo tienen fácil. Internet sigue siendo un terreno hostil para ellas, y la carencia educacional también se refleja en el mundo de los videojuegos. La presión a la que están sometidas por otros jugadores (y jugadoras) hace que 'pasar desapercibida' en un terreno de hombres no sea tarea sencilla.
Aún así, los eSports han dado varios nombres interesantes en el panorama competitivo. Eso sí, parece que ahora que los eSports ganan reconocimiento global y son más mediáticos, hay menos jugadoras colgándose medallas en los principales torneos mixtos. Algunas lo han logrado, desde Milktea, Sasha Hostyn o Julia Hiltscher, primera mujer en ganar un título en los World Cyber Games, hasta españolas como Aidy, aNouC o Nercromina.
El futuro de las mujeres en los eSports
Ellas, como en otros sectores deportivos, tienen el terreno ganado en los puestos mediáticos y de producción: presentadoras, reporteras, relaciones públicas, equipos de producción... Sin embargo, la competición sigue siendo un terreno vedado para ellas porque nunca consiguen pasar desapercibidas. Por eso muchas prefieren rendirse antes de enfrentarse con lo inevitable. De momento, varias organizaciones han creado ligas exclusivas para mujeres. Torneos femeninos que algunos ven como un reclamo y otros señalan como una acertada iniciativa de discriminación positiva donde las jugadoras válidas tendrán la oportunidad de destacar y dar el salto a las principales competiciones mixtas.
Remilia volvió a aparecer en la tarde de ayer, horas más tarde de que estallara la polémica y de que Renegades borrara uno de sus tuits de apoyo a la jugadora. Y lo hizo en Reddit, el lugar que tanto amor-odio le ha profesado a lo largo de su carrera. Su primer mensaje fue un comunicado críptico, al estilo Remilia. En él comienza agradeciendo el apoyo recibido y cuenta como tras la victoria de su equipo se fue al 'back stage', "me senté en posición fetal y lloré mientas mi equipo hacía las entrevistas, y tomé Xanax (un tranquilizante). También habló veladamente sobre su futurio y dijo que tiene otros planes diferentes al de ser jugadora profesional, porque se ha dado cuenta de que la competición no significa para ella como pensaba. Algo de lo que ya ha hablado en otras ocasiones, de esa lucha constante entre los positivo que para ella es la popularidad en contraposición con los ataques constantes que ha recibido. "Me encanta jugar con un equipo", pero "no me importa ser la mejor jugadora del mundo".
Pero en el siguiente párrafo vuelve a hacer gala de su idas y venidas y se contradice. Habla de que para ella siempre fue un sueño convertirse en la primera mujer en la LCS, algo que "he logrado para mí, para mis compañeros de equipo y para todas las chicas en los eSports", y también de las críticas recibidas. Además pide que no la incluyan como representante del colectivo LGBT, y que no quiere ningún tipo de mensaje sobre esa parte de su vida: "Eso no es para vosotros".
Más tarde se sometió a una serie de preguntas y respuestas, nuevamente confusas. Algunos usuarios criticaron su retirada y que no fuera capaz de sobreponerse a la presión de ser la primera mujer en LCS, un sueño que muchos querrían tener: "Ese es tu sueño, no el mío", contestó Remilia. Pero también ha hablado de la posibilidad de seguir compitiendo en LCS "si hay una opción financieramente viable".
Nuevamente, sin confirmarlo, habla veladamente de su transexualidad. "He sido repudiada por mis padres y perdido a muchos de mis amigos, pero lo único que yo puedo repudiar es pertenecer a la comunidad LGBT" y añade: "No quiero ser un ejemplo para la gente LGBT". Y unas respuestas más abajo dice: "Me da miedo la gente".
"Lo ha complicado todo por decir que la criticaban por ser una chica"
Remilia no se ha librado de las críticas en su vuelta a Reddit. Un usuario la responsabiliza por las críticas recibidas, y señala que ha sido un error por su parte decir que la criticaban por ser una chica. "Eso ha empeorado las cosas". Otro usuario se suma al hilo: "Lo que pasa es que es hipersensible, y se toma la menor de las cosas como 'hate' (odio) hacia ella". Remilia responde: "No veo odio, solo veo cosas que me molestan".
La tanda de preguntas y respuestas sigue durante varias páginas, pero su historia se sintetiza en una pequeña conversación. Un usuario le pregunta "¿Cuantos comentarios ofensivos recibes al día?" y ella dice: "Depende de cuantos busque".