Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fnatic se corona campeón en un Vistalegre repleto de fans de los eSports

Los aficionados a los deportes electrónicos (eSports) no olvidarán el día que la LCS llegó a Madrid. La mayor competición europea de League of Legends llenó el Palacio de Vistalegre el primer día de competición, augurando una final espectacular que marcará un antes y un después en las competiciones de videojuegos de nuestro país.

Este sábado, los vecinos de Carabanchel no sabían muy bien qué se jugaba en el Palacio de Vistalegre. Eran las tres de la tarde y veían los bares cercanos repletos de personas con pancartas, gorros estrafalarios y camisetas de equipos que no identificaban. Aficionados, al parecer, muchos de ellos extranjeros, de una competición deportiva. En el interior de la antigua plaza, los técnicos probaban las luces por última vez y los miembros de seguridad tomaban posiciones en las puertas antes de la gran cita.
“Es la LCS”, explican una chica y su novio a una familia cargada de bolsas del supermercado que se ha parado a preguntar frente a las esculturas taurinas del acceso sur. “¿La qué?”, responde una de las mujeres. Las siglas LCS hacen referencia a la League of Legends Championship Series, uno de los mayores torneos europeos de deportes electrónicos (eSports), o lo que es lo mismo: competiciones profesionales de videojuegos.
La mayor competición de videojuegos de Europa
¿El juego? League of Legends, un título que mezcla rol y estrategia y que ha cautivado a millones de personas en todo el mundo. Muchas de ellas están en España. Es por eso que Riot Games, la empresa creadora del juego, ha decidido era el momento ideal para llevar las Finales de Primavera, la primera de las dos fases de esta competición europea, a Madrid. "Tenemos muchas ganas de que empiece el espectáculo. Sabemos que el público español lo va a recibir bien", me dice en inglés uno de los muchos 'rioters' que ultiman los preparativos cerca del escenario.
Ese escenario es una mole de hierro cubierta y adornada de tela, poliespán y luces que nada tiene que envidiar a los conciertos que acoge Vistalegre. Con diez ordenadores sobre la tarima, divide el pabellón a la mitad. Frente a él se alza una grada con casi 6.000 asientos que esperan para recibir a los fans españoles de este título competitivo.
Dos partidos se juegan este fin de semana. Uno cada día. El primero, el del sábado, enfrenta a dos equipos por el tercer y cuarto puesto. A mejor posición en la tabla, más puntos y posibilidades de conseguir una plaza para el Mundial de 2015. “Esta debería de haber sido la final”. Son las palabras de Fernando ‘Rydle’ Soria, jugador español de League of Legends. Se refiere a SK Gaming y H2K. Sus jugadores saltan al escenario y el publico enloquece. Comienza la cuenta atrás y los aficionados corean los números hasta que el reloj llega a cero. Un espectáculo de luz y humo: el 'show' acaba de comenzar.
Así fue la espectacular remontada de H2K
SK Gaming era el uno de los equipos favorito para ganar esta temporada, pero un tropiezo les relegó a jugarse el tercer puesto. Este club alemán integrado por cinco jugadores de diferentes países de Europa, era el club que estaba en casi todas las quinielas para el partido del sábado. Y no defraudó, al menos durante las dos primeras partidas. El encuentro era a cinco mapas y con el 2-0 inicial tenían el partido en el bolsillo. Pero H2K no se quiso rendir, y puso el 2-1 en una tercera partida que les permitió soñar con la remontada. Y el público enloqueció en la siguiente partida. Unos H2K muy confiados pasaron por encima de unos SK Gaming bajos de moral.
Ambientazo en Vistalegre para la final de primavera
Con el partido empatado a 2-2, todo se decidía en el quinto y último mapa. El mayor espectáculo posible para los aficionados que habían pagado entre 12 y 30 euros por una tarde inolvidable de deporte electrónico en el Palacio de Vistalegre. Y H2K hizo explotar a los espectadores porque con una espectacular remontada se impusieron a SK Gaming llevándose la quinta partida y, con ella, el tercer puesto de la competición.

Después vinieron los saludos entre ambos equipos. Deportividad ante todo. Y el calor del público con el que pacientemente se fotografiaron. Vencedor y derrotado, durante más de una hora, hasta casi entradas las 11 de la noche cuando las luces de Vistalegre se apagaron.
La final que conquistó a los fans de Vistalegre
Si el primer día de competición fue un espectáculo inigualable para los fans de League of Legends, la gran final del domingo superó la jornada previa. Los históricos Fnatic y los carismáticos Unicorns of Love se enfrentaron frente a un estadio repleto que agotó todas sus localidades para ver a los mejores jugadores de videojuegos de Europa.

Fnatic alucina con la hinchada española
Y los espectadores amortizaron cada céntimo de euro que pagaron por sus entradas. Unicorns of Love se llevó un espectacular primer mapa con un juego magistral con el que se metieron al público en el bolsillo. Pero Fnatic no se dejó amilanar y puso el empate para después adelantarse 2-1 en la tercera partida. Unicorns empató y el partido se fue a un quinto mapa en el que Fnatic dominó aunque los 'rookies' de Unicorns aguantaron todo lo que pudieron.
Vistalegre se vino bajo por el grito ensordecedor de los espectadores españoles cuando 'Yellowstar' levantó el trofeo. Fnatic se proclama así campeón de estas Finales de Primavera. Un equipo que resurge después de que cuatro de los cinco componentes abandonaran el club al final de la pasada temporada. Con el saludo de los campeones al público, terminó una velada que escribe una nueva página en la historia de los deportes electrónicos en España.

League of Legends en directo