Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Álvaro Palacios: "El gran vino no acepta la tecnología, el alma de la viña huye de eso"

El viticultor Álvaro Palacios ha sabido combinar a la perfección la tradición con los tiempos modernos para crear uno de los vinos más prestigiosos de Europa. El bodeguero nos desvela cómo produce su vino, qué significa para él y su visión de la política actual en España.

"Con el vino hay ahora mucho esnobismo, nos lo tomamos como algo intelectual y en el fondo era una rivalidad entre personas delante de una copa de vino", ha declarado Álvaro Palacios. El experto en viñedos ha declarado que estamos en el momento "más bonito del aprendizaje y del perfeccionamiento del vino en España". Además, ha hecho una importante reflexión del cambio en la forma de producir vinos: "Venimos de una época en la que se le dio gran importancia a los enólogos y el vino terminó siendo algo demasiado tecnológico. El gran vino no acepta la tecnología biológica, el alma de la viña huye de todo eso".

Sobre la vendimia, Álvaro Palacios ha contado que para él supone un momento de agobio: "Hay épocas de vendimias felices y otras angustiosas. Yo me angustio, vendimio muy tarde y mucha gente me critica por esto. Me baso en la sabiduría del pasado, respeto al anciano de ayer".

L'ermita, el vino producido de los viñedos de Álvaro Palacios, ha llegado incluso a subastarse. El viticultor le ha confesado a Pepa Bueno un dato que ha sorprendido a la presentadora: "Hay botellas de vinos que se pagan hasta 100.000 euros y la gente lo utiliza como fondo de inversión. Hay personas que invierten en cajas de grandes vinos, las dejan en unas bodegas perfectas y miran tablillas de cotización mensual, como si fuera la bolsa".

A pesar de que Pepa Bueno le ha preguntado su opinión de los políticos, Álvaro Palacios no ha querido hablar mucho de ello: "La gente que no piense en política, que trabajemos duro y que pensemos que España es lo que importa y que tenemos mucho que hacer porque la exportación nos espera, pero tengo decepciones con los políticos". Sobre sus sueños por cumplir, el bodeguero ha contado que: "Me encantaría hacer vino en los mejores pueblecitos de España, pero no puedo".