Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pablo Iglesias: "Los compañeros me dijeron que dejase de comprar en el Alcampo"

Pablo Iglesias: Cuando empecé a ir a la televisión, iba con polos y con la primera camisa que encontraba en casa. Llegó un momento en el que los compañeros me dijeron que dejase de comprar en el Alcampo y trato de vestir un poco mejor. Respeto a la gente que viste bien. Mi madre es abogada de trabajadores y va de punta en blanco. Dice que sus clientes tienen derecho a que su abogado vaya vestido igual de bien que a la patronal. Vestir bien es una manera de mandar un mensaje de respeto. Si yo no soy capaz de hacer bien eso, no es algo de lo que me tenga que orgullecer.

Risto Mejide: ¿Por qué estás tan serio? Te veo hasta enfadado. ¡Siempre estás como cabreado!

Pablo Iglesias: Es verdad. Me dicen siempre que lo tengo que corregir.

Risto Mejide: ¿Es necesario estar cabreado para hacer política?

Pablo Iglesias: Para nada. Lo que pasa es que como me dan tanta caña a veces tengo que ponerme como a la defensiva. A muchas mujeres les pasa que entran en un bar y tienen a ocho babosos rodeándolas permanentemente y no eres borde pero tienes que defenderte.

Risto Mejide: ¿Te sientes tía buena?

Pablo Iglesias: Tengo la sensación de que en televisión me llevo unos palos tremendos y tengo que defenderme.