Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

David, hijo de Rosa: “Me gustaría ser una ave; o un caballo; o un ave…”

David ha decidido buscar pareja por una sencilla razón: todos sus amigos están casados y comenzando a tener hijos, por lo que se siente desplazado. Su madre es una conocida tarotista de la televisión y, por sus inclinaciones espirituales –le hubiera gustado ser una ave un caballo- podemos decir que está muy influenciado por ella. Su punto fuerte: sus ojos, según afirma él mismo.

David se ha dejado llevar totalmente por la intuición de su madre, una tarotista que trabaja en la televisión y que asegura y¡tener dotes de vidente, a la hora de elegir a sus chicas. de hecho, Rosa ha sido la que ha llevado la voz cantante en todo el proceso de selección.¿Le parecerá alguna lo suficientemente buena para su hijo?...
david pretendientas
Noelia: “Soy sefardita y cuento fábulas para elevar mi espiritualidad”

Noelia se ha hecho un verdadero lío intentando explicar sus raíces. “Soy de Málaga, aunque, en realidad, nací en Cádiz, y descubrí que soy de origen sefardita. Cuando Nabucodonosor expulsó a los judíos de Babilonia y estuvieron en la región de Asturias, pues lo adiviné por eso. También cuento fábulas con moraleja para elevar mi espiritualidad”, ha dicho; a lo que David ha contestado: “Parece una chica muy lista”.
Una chica con vestido morado entra, baila para David, y se marcha

David y Rosa se han quedado alucinando con la imponente entrada de esta chica, de la que no sabemos su nombre. La mujer del vestido morado ha descorrido las cortinas y ha avanzado bailando para el soltero, ha derrochado sensualidad, y se ha marchado.
David: “Quiero una mujer que me lave los platos, me recoja las cosas…”

Las pretendientas de David no se han quedado nada satisfechas tras la primera cita con su soltero de oro. Éste ha dicho que está buscando una mujer como su madre, que le apoye siempre y que le ayude con las cosas de la casa: lavar los platos, recoger las cosas…