Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedro Sánchez: "En esta vida no hay que ponerse límites, ningún reto es imposible"

Jesús Calleja vive junto a Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, unos duros días en la vida de un político para después someterle a dos retos: Primero, el descenso de un aerogenerador de 70 metros de altura; y segundo, la escalada del Peñón de Ifach.

Unos días junto al secretario general del PSOE
Jesús Calleja comienza el reto de Pedro Sánchez con una carrera por la Casa de Campo a las ocho de la mañana. El aventurero acepta pasar unos días junto al Secretario General del PSOE antes de comenzar el ‘reto Calleja’: “Es la primera vez que quedo con un político en mallas”.
El aventurero acompaña al político en varias de sus jornadas laborales. Pedro Sánchez muestra la sede del PSOE y explica cómo se sintió al ocupar por primera vez el despacho que ocuparon en su día, Felipe González, Rubalcaba o Zapatero. Además, en ese mismo despacho ha charlado con Calleja sobre los temas de actualidad: Cataluña, corrupción…
Después de más de 17 horas de intenso trabajo, Pedro Sánchez, junto a Jesús Calleja, regresan a casa. Al político le esperan sus hijas y su mujer que asegura que es la primera cámara que entra en su casa. Mientras el político prepara la mesa para la cena, Begoña Gómez charla con Calleja: “No me ha cambiado la vida, pero sí que de alguna manera ahora tienes como más responsabilidades. En el trabajo sí que me dicen mucho: ‘¡No me habías dicho que eras la mujer de Pedro Sánchez!”.
“Este será mi escaño en 2015”, asegura el Secretario General del PSOE  señalando el asiento de Presidente del Gobierno. Sentado en ese escaño Pedro Sánchez bromea con algunos de los ‘tics’ de sus adversarios políticos. “Estoy convencido de que voy a ser Presidente del Gobierno pero estoy trabajando con humildad. Creo que mi partido es el partido que puede cambiar España de verdad, a mejor”, asevera Pedro.
Primer reto: descender un aerogenerador de 70 metros de altura
El Secretario General del PSOE  quiere ser presidente del Gobierno y Calleja tiene su propio test para ver como gestiona el vértigo y la presión. Se desplazan a En Maranchón, Guadalajara para realizar un rapel volado (sin ningún tipo de apoyo) desde un aerogenerador de 70 metros de altura. “Muchas veces he soñado en llegar donde estoy,  muchas veces creí que era posible, otras veces pensé que ni de coña podía lograrlo… y aunque la política es algo muy complejo, estoy disfrutando, estoy trabajando muy duro y lo estoy disfrutando  porque estoy viviendo mi sueño”, se confesaba Pedro Sánchez desde las alturas.
Segundo reto: escalar del peñón de Ifach
Jesús Calleja, comienza, junto a Pedro Sánchez, su segundo reto: escalar el peñón de Ifach, en Calpe, Alicante. Antes de comenzar la parte más dura de la escalada, El aventurero y el político hacen un alto en el camino para charlar con unas inmejorables vistas de fondo. Pedro Sánchez se sincera junto a Jesús y le habla de cómo conoció a su mujer y de sus ‘vicios’ ocultos. "Los políticos, igual que los montañeros, llevamos la solidaridad dentro".
"En esta vida no hay que ponerse límites, ningún reto es imposible. Esa aventura que me queda por recorrer (presentarse a las elecciones como presidente del gobierno) me apetece aún más que esta que acabo de tener que ha sido maravillosa", asegura el político tras finalizar con éxito el reto.