Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unas 600.000 cuentas de Facebook están en peligro cada día

Facebookcuatro.com

Kaspersky Lab informa de que más de 600.000 'logins' de Facebook están en peligro cada día. Esto supone una media de más de 7 contraseñas por segundo. Además el 4 por ciento de todos los enlaces compartidos a través de Facebook es 'spam' y 1 de cada 200 usuarios se exponen a diario a ataques de 'phishing' y 'malware'.

Facebook es sin duda la red social más importante de los últimos tiempos. Ha creado un nuevo tipo de comunicación online y ha supuesto que también sea objetivo de muchos ataques a través de la red. La compañía de seguridad Kaspersky da cuenta de ello a través de datos que dan cuenta de la necesidad de tomar precauciones cuando accedemos a redes sociales.
Kaspersky Lab ha elaborado un breve tutorial con recomendaciones a seguir para proteger el perfil de Facebook. Entre ellas destaca el generar una contraseña fuerte en la que no se utilicen palabras que se puedan encontrar en un diccionario, datos personales o ninguna contraseña que siga un orden regular del teclado, ya que son fáciles de descifrar. Una contraseña segura debe contener una combinación de letras, números y caracteres especiales.
Recomiendan enlazar la cuenta con un dispositivo móvil ya que permite realiza múltiples ajustes de seguridad. Esto supone un control en todo momento de la seguridad del perfil del usuario en la red social. Por último aconsejan activar la navegación segura, una función que cifrará la navegación en Facebook y evitará que nadie pueda entrar en una cuenta cuando se navega a través de una red WiFi insegura.
Para esta última se recomienda activar las aprobaciones y notificaciones de inicio de sesión, opción mediante la que se solicita un código de acceso para cuando se haga la conexión desde un dispositivo nuevo; comprobar las sesiones activas para ver que no se está conectado desde un lugar desconocido; y, para terminar, establecer contraseñas específicas para apps, ya que algunas aplicaciones de Facebook no pueden recibir códigos de seguridad en ciertas plataformas.