Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los vecinos siguen en pie de guerra pese al anuncio del Ayuntamiento de parar las obras

De nuevo los vecinos de Gamonal, en Burgos, se han concentrado desde primera hora en las obras del bulevar. Y todo, a pesar de que el Ayuntamiento ha anunciado que paraliza la construcción. Cuatro de los detenidos en las protestas del lunes ha sido enviados a prisión bajo fianza de 3.000 euros , acusados de desórdenes públicos.

El primer edil burgalés, Javier Lacalle, ha anunciado la paralización de las obras y la creación de un grupo de trabajo a través del que alcanzar el máximo consenso en torno al proyecto. El grupo, que deliberará durante un plazo máximo de 20 días, estará integrado por representantes de los grupos políticos en el Ayuntamiento de Burgos, técnicos municipales, asociaciones vecinales y de comerciantes e, incluso, miembros de la extinta Plataforma Bulevar No Ahora.
Desde el movimiento asambleario vecinal, se duda del compromiso adquirido en relación a las obras por el alcalde burgalés por lo que de momento se han mantenido las acciones de protesta en el barrio de Gamonal.
Así desde primera hora los vecinos han vuelto a concentrarse en las obras para impedir, como cada día, que las máquinas trabajen. Desde las 6.30, los manifestantes se han instalado en carpas improvisadas hasta donde algunos vecinos se han acercado para trasladarles su apoyo ante las reivindicaciones.
En el lugar de la protesta, se han instalado también varias pancartas pidiendo la dimisión del alcalde burgalés, Javier Lacalle, y contra la corrupción. La intención del movimiento asambleario es mantener las protestas de manera indefinida.
En la manifestación del martes los vecinos pidieron a gritos la liberación y absolución de todos los detenidos durante los disturbios registrados en el barrio en los últimos días. No obstante, de los detenidos el lunes, cuatro han sido enviados a prisión con fianza de 3.000 euros.
También se vivieron momentos de tensión con la policía. Los vecinos gritaron consignas contra ellos hasta que llegaron a un acuerdo y unos y otros desalojaron la calle.
Las estimaciones municipales cifran en algo más de 50.000 euros los daños en mobiliario y bienes públicos por los altercados que ha registrado el barrio de Gamonal en los últimos días.