Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vuelve a recordar la infancia de su hija después de que le quitaran un tumor en el cerebro

Una mujer recupera la memoria después de que le quitaran un tumor en el cerebroFacebook

Catherine Gladwyn, de 40 años, comenzó a perder la memoria en 2011 a causa de un tumor en su cabeza. Gladwyn había olvidado por completo la niñez de su hija debido al tumor, pero una vez curada, volvió a recordar momentos de su vida que ya daba por olvidados.

Según informa el portal The Sun, la mujer  residente en Swindon, al suroeste de Inglaterra, comenzó a sufrir la pérdida de su memoria en febrero de 2011 de una manera cada vez más frecuente y aterradora, hasta el punto de llegar a olvidar por completo la infancia que compartió con su hija.
Catherine declaró al diario: “No podía recordar nada sobre mi hija Chloe, como creció o como era”. “Fue como si todos los recuerdos que tenía se esfumaran por completo, fue realmente aterrado”, añadía Gladwyn.
Al principio la mujer achacó los olvidos a la menopausia, ya que los las pérdidas de memoria coincidían con la pérdida de su periodo, pero en marzo de 2012, las pruebas médicas revelaron que Catherine sufría un tumor en su glándula pituitaria.
“Los anuncios venían en medio de los programas y 30 segundos después había olvidado completamente que programa estaba viendo”, confesó la mujer al medio inglés.
Afortunadamente después de una operación de cuatro horas, la mujer  notó que muchos de sus recuerdos perdidos volvían a estar en su cabeza.
“En el momento en el que me extirparon el tumor por la nariz, lo primero que pensé cuando me desperté fue cuando mi hija tenía unos 18 meses de edad”, señaló Gladwyn.
El tumor había aniquilado incluso su capacidad de leer “Era tan difícil para mí procesar cualquier cosa”, confesaba la mujer. 
El calvario por el que pasó Catherine le ha hecho ahora replantarse su perspectiva sobre la vida. Ha dejado su trabajo para abrir su propio negocio,  en el que ayuda en la administración de las empresas desde casa. “Todo lo que he pasado ha sido muy difícil, pero me ha hecho pensar en lo que quiero