Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La misteriosa mancha radiactiva que está cubriendo Europa y... ya ha llegado a España

La misteriosa mancha radiactiva que está cubriendo EuropaIRSN

Durante la última semana de enero, las agencias de protección nuclear de algunos países detectaron una mancha radiactiva que se extendía con rapidez por Europa. Estas pequeñas cantidades de yodo-131 ya están presentes en países como Finlandia, Polonia, República Checa, Francia, Alemania y España. Su origen es todo un misterio pero ya se han iniciado protocolos de búsqueda para poder prevenir cualquier problema que pueda afectar a la salud.

Una mancha radiactiva está cubriendo Europa. Según el IRSN, un organismo francés especializado en riesgos nucleares y radiológicos, se han detectado partículas radioactivas en el ambiente.
Fue a finales de enero, en Noruega, cuando se notó la presencia de estas pequeñas cantidades de yodo-131 en el aire. En las dos semanas siguientes, este isótopo viajó con total rapidez por Europa y ha llegado a alcanzar países como Finlandia, Polonia, República Checa, Francia, Alemania e incluso el norte de España, según informaciones de The Barents Observer.
Pero, ¿de dónde viene esta radioactividad? Pues bien, aún es todo un misterio.
El IRSN informó en una nota de prensa de que "el informe preliminar afirma haber detectado por primera vez el isótopo durante la segunda semana de enero en el norte de Noruega", aunque el país que dio a conocer primero este asunto fue Francia.
De momento se han iniciado varios protocolos de búsqueda en los que se ha incluido al WC-135 Constant Phoenix, un avión de propósitos especiales utilizado por las fuerzas aéreas de EEUU que se encarga de recoger muestras de la atmósfera para detectar el origen de posibles explosiones nucleares.
Las principales teorías apuntan a una posible fuga radioactiva en la zona del Báltico. Aunque de momento, se descarta esta posibilidad ya que ningún país de Europa del Este ha informado de ningún incidente. Tampoco cabría la posibilidad de que proviniese de algún fallo en una prueba nuclear clandestina por parte de Rusia puesto que sólo se han encontrado trazas en lugar de una gran cantidad de isótopos.
Por descarte, todo conduce a las empresas farmacéuticas que utilizan el yodo-131 en tratamientos para el cáncer y enfermedades de tiroides. Sin embargo, este isótopo tiene una vida media de 8 días por lo que no supone una amenaza para la salud.
En el año 2011 hubo otro caso muy parecido en el que se detectaron partículas radioactivas en el ambiente pero, como esta vez, nunca se llegó a saber de dónde provenía. Aun así, las autoridades ya están trabajando en ello para prevenir cualquier tipo de problema en lo concerniente a la radioactividad.