Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El drama de los desahucios por Navidad

Hace cuatro años que Sonia y su marido perdieron su casa, pero siguen debiendo al banco 50.000 euros. Como ellos no pueden pagarla, ambos son parados de larga duración, el banco les exige a sus padres que se hagan cargo de la deuda, quitándoles parte de su pensión todos los meses, con la que además tienen que hacer frente a su propia hipoteca. La entidad se niega a condonarles la deuda y amenazan con quitarles la vivienda a los padres de Sonia. La pareja tiene dos hijas, la mayor, según cuenta Sonia, está muy afectada. La situación de esta familia es desesperada: no pueden hacer frente a la deuda y viven de la generosidad de amigos y familiares y con la impotencia de ver sufrir a sus seres queridos.