Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Científicos canadienses demuestran que Dios no creó el universo

Imagen de la Galaxia CR7EFE

Un equipo de científicos canadienses ha realizado uno de los descubrimientos más importantes de la historia: cómo se creó el universo a partir de la nada. Y han descartado toda participación divina. Con un rechazo a la necesidad de un Dios creador, los especialistas elaboraron una nueva teoría basada en la inflación de las denominadas partículas virtuales, es decir, de aquellas que contienen una carga muy pequeña de energía, por un lapso muy corto.

Esta descripción, según publicó el portal Express, lleva consigo un problema: ¿Cómo este tipo de partículas tan pequeñas puede crear un universo como el conocido? La respuesta la ha dado el doctor  Mir Faisal, del Departamento de Física y Astronomía de la Universidad de Waterloo, Canadá, quien aseveró que bajo las reglas de la teoría de la inflación las diminutas partículas virtuales pueden expandirse lo suficiente como para crear el universo.
Pero el especialista complicó aún más las cosas y aseguró que es incorrecto tratar de saber cómo el universo se creó desde la nada. "El universo aún es nada", aseguró, en referencia a su ausencia de energía, informa RT.
¿Qué papel jugó Dios en la creación?
Para Faisal, el Dios representado como un "superhombre sobrenatural", ninguno. Pero sí, en cambio, Dios es "un gran matemático, tal vez sí" haya tenido importancia en la creación. De esta manera, según el portal, el científico se refirió a la teoría de la inflación, es decir, a que la energía positiva total en forma de materia equilibra la energía negativa en forma de gravedad, por lo que la energía total del universo es cero.
Pues bien, si en el universo hay ausencia de energía, ¿cómo hay que entender su creación? La respuesta, insistió, está en las llamadas partículas virtuales, que tienen una carga de energía muy pequeña y de muy corta duración. Para Faisal, esto no es un contrasentido, ya que este tipo de partícula bien pudo expandirse hasta crear el universo gracias a su inflación, es decir, a su magnífico crecimiento.