Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Teresa Romero: "Me enteré de que tenía ébola por las noticias, en el móvil"

Teresa Romero se enteró a través de las noticias que había dado positivo por ébola. Así lo ha confirmado la auxiliar de enfermería en una entrevista en exclusiva en Las Mañanas de Cuatro, en la que ha explicado que "no le dije a mi doctora que había tenido contacto con el ébola porque nunca piensas que va a ser ébola".  Además, ha insistido en que no sabe por dónde pudo estar el fallo para contagiarse.

En una entrevista exclusiva en Las Mañanas de Cuatro, la auxiliar de enfermería contagiada con ébola ha explicado que se enteró por las noticias de que había contraído la enfermedad.
"A mi nadie me lo ha dicho (que había dado positivo por ébola), yo me he enterado por el móvil", cuenta, "yo ya intuía algo porque al principio los enfermeros y médicos del hospital de Alcorcón entraban cada hora y luego ya dejaron de entrar durante mucho rato, yo escuchaba detrás de la puerta y yo ya sospeché porque la última vez entraron con buzo blanco y entonces le pregunté al médico por mi resultado y no me lo quiso decir muy claro”, ha explicado en el programa de Cuatro, “cogí el móvil y vi que en El País ponía que había dado dos positivos por ébola, pero a mi nadie me lo dijo nadie, no te lo dicen a la cara así 'oye Teresa que tienes ébola'". "Yo pregunté y no me lo quisieron decir claramente", continúa, "lo vi en el móvil y ya no quise preguntar nada más, ya no hace falta preguntar más cuando te meten en una capsula de protección”.
"Llamé a preventiva y me tomaron nota y poco más"
"Yo llamé a preventiva y me tomaron nota pero poco más, el fin de semana cómo me encontré peor llamé al 061 y vinieron a casa a buscarme en una ambulancia porque ya estaba fatal", cuenta. "El martes (día 30 de septiembre) es cuando empecé con febrícula, el padre se murió el viernes (día 26) y yo me examiné incluso el día 27".
"No dije a mi médico que había tenido contacto con ébola"
La auxiliar contagiada ha contado en la entrevista que cuando acudió al centro de salud con un poco de fiebre le mandaron paracetamol, "eso es cierto pero yo tampoco le dije a mi doctora que yo había tenído contacto con el ébola, mi doctora no tendrá la culpa porque yo no le dije que había estado en contacto", reconoce. Teresa no pidió que le hicieran la prueba ya que "tampoco pensé que fuera ébola hasta el último momento, nunca piensas que va a ser ébola".
Teresa afirma que desde que comenzó a tener un poco de fiebre hasta que detectan que tiene ébola no le hicieron ningún control, "el único que hacen es cuando ya no está el paciente y te llaman a tu casa y te preguntas que si tienes fiebre y otra serie de síntomas que les avises, ese es el seguimiento".
El traslado al hospital, en una ambulancia normal
Además, la auxiliar asegura que el traslado al hospital de Alcorcón fue en una ambulancia normal y "los médicos o enfermeros que me visitaron el domingo por la noche iban vestidos de normal".
"Nos enseñaron a quitarnos el traje pero poco tiempo"
Sobre la preparación recibida explica que "a nosotros nos enseñaron a ponernos el traje y, sobre todo y más importante, a quitárnoslo", aunque la preparación fue "poco tiempo pero no quiero precisar tanto".
La auxiliar insiste en que ella siguió todos los protocolos y que “no veo dónde pudo estar el fallo, nos enseñaron a ponernos y quitarnos el traje".
Agradecimiento a su compañeros
Al principio de la entrevista Teresa ha querido "aprovechar que me llamáis para dar las gracias a mis compañeros por todo lo que están haciendo por mí, a la gente del Carlos III y a la gente que me trató en el hospital de Alcorcón".
Teresa afirma que en estos momentos no piensa en las autoridades y que nadie del Gobierno se ha puesto en contacto con ella.
"Me encuentro bastante mejor"
Sobre su estado de saludo asegura que se encuentra "bastante mejor, voy despacio pero voy mejor" y que está bien de ánimo.
Su marido, Javier Limón, que permanece aislado en otra habitación del hospital Carlos III en observación, “está bien”.