Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Varias protectoras denuncian que Metro de Madrid no dejó rescatar a una perra perdida

Varias protectoras de animales denuncian que Metro de Madrid no les dejó entrar para rescatar a una perra perdidacuatro.com

Varias protectoras de animales, entre las que destacan Hogar de Luci, Spap, Más Vida y Justicia Animal, han denunciado este domingo que Metro de Madrid no les dejó entrar en las vías, al cierre del suburbano, para intentar rescatar a una perra que se 'coló' el jueves en las vías del tren y que andaba desde entonces perdida.

"Es absolutamente falso que dejaran entrar a ninguna asociación", han afirmado en un comunicado, después de que el suburbano haya señalado  que se hizo todo lo posible por salvar al animal.
Por su parte, las protectoras han explicado que se pidió a la compañía del suburbano que al finalizar el servicio de Metro les dejarán poner una jaula trampa en un lugar que no obstaculizara el trabajo nocturno de los trenes.
Así, han explicado que ayer, sábado, un maquinista vio a la perra tirada dentro del túnel a unos metros del andén de la estación de Sainz de Baranda. "De manera continua se nos negó que eso fuera verdad por parte de los superiores responsables del metro y perdimos mucho tiempo intentando que de alguna manera se pudiera salvar a la galga que aun podía estar malherida y agonizando", han lamentado.
Arancha Sanz de, abogada de la SPAP de Madrid, ha explicado que intentó "por todos los medios" que se les permitiera rescatar a la galga, explicando que podían estar incurriendo en un presunto maltrato animal tipificado en el artículo 337 del Código Penal. "Pero seguían sin permitirnos acceder al animal", han señalado.
Rescatada por unos activistas
Por otro lado, compañeros del Hogar de Luci, Spap, Más Vida y Justicia Animal hicieron el recorrido en tren para intentar localizar el lugar exacto donde estaba la perra tirada, y ya, sobre las 23 horas y ante la "desesperación" de saber si el animal estaba aun vivo, una activista de Justicia Animal, una de Más Vida y un chico de BassGalgos saltaron a la vía sin permiso.
Sabiendo que aun quedaban 18 minutos hasta el siguiente tren avisaron al guarda de seguridad que se encontraba al otro lado de la vía y que les estaba vigilando que avisara para que pararan los trenes porque se bajaban a las vías a rescatar a la galga.
La presidenta de Justicia Animal, Matilde Cubillo, ha explicado que se vieron "obligados a tomar esa decisión de saltar a las vías ante la posibilidad de que la galga estuviera agonizando". "No podíamos dejarla morir sin más. El comportamiento de Metro fue vergonzoso, aunque los trabajadores y agentes de seguridad que se encontraban en el lugar fue correcta", ha dicho.
Sin embargo, ha añadido que los mandos superiores dijeron que hasta las 2.30 horas no se permitiría al servicio de recogida de urgencia de animales heridos del Ayuntamiento de Madrid la entrada para recoger a la galga "supuestamente muerta".
Según la protectora, la galga fue localizada y sacada hasta el andén de Sainz de Baranda por los activistas. Tenía parte de una extremidad posterior arrancada con la sangre seca, "seguramente de un anterior atropello", y al sacarla sangraba mucho. "La sangre era roja y no esta instaurado el rigor mortis en el animal, por lo que podemos afirmar que no hacía mucho tiempo que había producido su muerte", ha dicho.
Tras criticar que se le dejara "morir" al animal, Cubillo ha dicho que es "increíble" que Metro no disponga de un protocolo en casos en el que un animal está herido en las vías, ni del rescate cuando el animal está sano.
Protocolo de rescate
Por ello, ha explicado que desde la Federación de Asociaciones Protectoras y de Defensa Animal van a solicitar a la Consejería de Transportes "la necesidad de amoldarse a la sensibilidad de los ciudadanos y acordar un protocolo de rescate de animales en las vías del tren".
Así, han recordado que las asociaciones disponen de jaulas trampas, redes, rifles de dardos y "años de experiencia en rescate de animales". Lamentan que no haya sido el primer caso en Madrid y recuerdan que le ocurrió lo mismo a un gato que se coló en las vías del tren de Franco Rodríguez y que no pudo ser rescatado.
Un portavoz de las protectoras ha explicado a Europa Press que el perro no tenía dueño y que, simplemente, se habló en un primer momento de una dueña porque una mujer de Villaverde hacía unos días había perdido un galgo y se dirigió a la estación de Sainz de Baranda para ver si era su perro.