Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Islandia deroga una ley de 400 años que permitía matar a vascos

Islandia deroga una ley de 400 años que permitía matar a vascosIceland on Review

En el año 1615 unos balleneros vascos tuvieron un conflicto con los lugareños de la zona de Holmavik en Islandia y fueron asesinados por orden del comisario Ari Magnússon de Ogur. Desde entonces seguía vigente una ley para poder matar a personas vascas. El pasado 22 de abril, una placa fue instalada en la citada localidad islandesa, para conmemorar la matanza de estos 32 balleneros guipuzcoanos. En esa ceremonia se revocó la polémica ley que llevaba 400 años en vigor.

La masacre, conocida como los asesinatos de los españoles, se llevó a cabo en octubre 1615 por orden del entonces comisario del distrito Ari Magnússon de Ogur. 
Balleneros vascos se habían instalado en una estación de caza de ballenas en Islandia. Cuando los barcos estaban listos para la salida a finales de septiembre un vendaval los condujo a las rocas y los aplastó. La mayoría de los miembros de la tripulación (alrededor de 80) sobrevivieron y pudieron salir rumbo a España. Sin embargo, 32 permanecieron en Islandia y tras un conflicto con los lugareños fueron asesinados por orden de Ari y sólo una persona logró escapar.
El pasado 22 de abril tuvo lugar una ceremonia en la que el comisario del distrito Jónas Guðmundsson revocó la orden de poder matar a los vascos en la región. "Por supuesto que hay leyes en este país que prohíben el asesinato de los vascos ", dijo Jónas. 
Cuando se le preguntó si ha notado un incremento de turistas vascos ya que la orden fue revocada, él respondió, "Ahora por lo menos venir será seguro para ellos". 
El presidente de Gipuzkoa Martin Garitano y el ministro islandés de Educación y Cultura Illugi Gunnarsson hablaron en la ceremonia. Los discursos fueron seguidos por actuaciones musicales y un momento de oración. 
El programa finalizó con Xabier Irujo, descendiente de uno de los cazadores de ballenas vascos asesinados, y Magnus Rafnsson, descendiente de uno de los asesinos, participando en una reconciliación simbólica según publica Iceland on Review