Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los bomberos forestales inician una huelga indefinida en plena campaña de incendios

Los bomberos de las Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales comienzan una huelga indefinida en plena campaña de incendios. Exigen condiciones laborales acordes con el peligro de su trabajo mientras más de mil hectáreas han ardido ya en Barcelona, en Ódena, en un fuego que se teme que se reavive a lo largo del día. Un total de 122 personas permanecen acogidas en centros municipales después de haber sido evacuadas por el incendio. En León continúa sin control el incendio en Vega de Espinareda y el nivel de alerta sigue en nivel 2.

Los bomberos forestales de las BRIF inician una huelga indefinida, la primera que se hace en plena campaña de incendios, para exigir mejores condiciones laborales tras no haber alcanzado un acuerdo con la empresa Tragsa, a la que acusan de no haberles tomado en serio, según la Asociación de Trabajadores de la Brigada de Refuerzo de Incendios Forestales (Atbrif).
El colectivo considera que la empresa está cerrada a negociar "sin argumentos, sin fundamentos, incluso rozando por momentos el sentimiento de que se estén riendo del colectivo", al tiempo que han criticado la actitud de la ministra de Agricultura y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, por su "incapacidad" para contener la situación.
Más de 1.000 hectáreas calcinadas en Barcelona
La huelga llega en plena campaña de incendios forestales. El que más preocupa por el momento es el que afecta a Ódena, en Barcelona. Las llamas han arrasado más de 1.000 hectáreas. Según han explicado los Bomberos de la Generalitat en un comunicado, trabajan en él 122 vehículos y un medio aéreo, a la espera de que se puedan incorporar más helicópteros.
Aunque el incendio continúa activo, el perímetro del fuego no ha crecido durante la noche, después de que los bomberos hayan trabajado en la zona toda la noche.
Un total de 122 personas permanecen acogidas en centros municipales después de haber sido evacuadas por el incendio.
El conseller de Interior, Jordi Jané, ha advertido de que el viento puede expandir el incendio de Òdena (Barcelona) y "poner en peligro zonas ya protegidas".
Sin control el incendio de León
En el pinar leonés de Vega de Espionareda el fuego sigue activo aunque por el momento no hay peligro para los vecinos de las localidades cercanas.
Todo apunta a que el fuego ha sido intencionado y las condiciones climatológicas y los múltiples focos del fuego no ayudan a mejorar la situación.