Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Directores de ambulatorios barajan dimitir "en bloque" contra la privatización

Directores de Centros de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid estarían planteándose la posibilidad de presentar su dimisión "en bloque" como medida de oposición a la externalización de la gestión sanitaria de centros que incluye el Plan de Sostenibilidad.
Así lo han indicado fuentes conocedoras de los encuentros que están manteniendo los diferentes colectivos profesionales de cara a planificar la estrategia a seguir ante la posibilidad de que el Plan de Sostenibilidad quede aprobado en los presupuestos regionales para 2013. En este sentido, las citadas fuentes lo dan como una posibilidad pero no detallaron fecha limite para decidir si presentan dicha renuncia u optan por otras medidas de "presión".
El diario 'El País' adelanta en su versión digital que los directores de estos centros se reunirán mañana en el Colegio de Médicos de Madrid para sondear si adoptan la decisión de dimitir y que contarían ya con una carta redactad de renuncia masiva que iría dirigida al consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty.
Durante los últimos días y en el marco de los encuentros que se mantienen la Consejería de Sanidad con los sindicatos de la Mesa Sectorial y el Comité Coordinador Profesional, que agrupa varios colectivos profesionales sanitarios, se han producido encuentros entre las diferentes plataformas que se oponen a los planes del Ejecutivo regional, sobre todo a raíz del martes cuando la sensaciones sobre la negociación eran que habían "encallado" debido a las discrepancias sobre la externalización de centros sanitarios.
En este sentido, las citadas fuentes han apuntado que mañana será un día clave para definir las futuras medidas de protesta en caso de que las negociaciones con el Gobierno regional no prosperen y los presupuestos regionales continúan su tramitación sin ser retirados.