Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los padres Diego llaman a luchar hasta el final contra la lacra del abuso escolar

A la carta póstuma de Diego, niño de 11 años que se suicidó en Madrid tras sufrir acoso escolar, se suma la petición desesperada de sus padres para que no se archive su caso. La defensa del colegio niega que tuviese conocimiento de esta u otras denuncias, pero en el sumario puesto en marcha dos alumnos aseguran que el pequeño sufrió bullying junto a otros tres que también lo padecieron. El suceso ha hecho saltar las alarmas y son muchas las víctimas y las familias que denuncian un desampara total en estas circunstancias y un estado de indefensión. Según las asociaciones, en el 90% de los casos el colegio afirma desconocer que esté sucediendo algo relativo al acoso escolar porque consideran que da mala imagen. Además, aseguran y denuncian que detrás de muchos sucesos similares está la banalización o normalización del problema por parte de todos. Los especialistas afirman que el bullying ha aumentado y cada vez es más cruel; con consecuencias fatales. Según los últimos estudios al menos uno de cada cuatro jóvenes reconoce haber sufrido acoso escolar, y hasta un 85% de los adolescentes refieren estar preocupado por este tema. Por ello, animan a contarlo cuanto antes, a darlo a conocer y a implementar un plan integral donde se propongan medidas a todos los actores que giran alrededor del acoso escolar.