Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un meteorito ilumina el cielo manchego

Una gran bola de fuego ilumina el cielo de Castilla-La ManchaNoticias Cuatro

Una bola de fuego surcó el cielo de Toledo la noche del sábado. Era el fragmento de un cometa y su resplandor fue tan intenso que se pudo ver a muchos kilómetros de la capital, incluso en Andalucía y Murcia. El bólido impactó contra la atmósfera de la Tierra sobre la localidad toledana de Villamuelas y acabó desintegrándose a 70 km de altura sobre la privincia de Madrid.

La localidad toledana de Villamuelas fue testigo  de un acontecimiento especial. En mitad de la noche y con la luna escondida, de pronto, una luz cegadora, un estruendo, una bola de fuego entra en la atmósfera terrestre a 100 km del suelo.
Se trataba del fragmento de un cometa que viajaba a 75.000 km por hora. La imagen ha sido inmortalizada en el observatorio toledano de Hita.
El espectáculo celeste no solo fue observado en Castilla-La Mancha, ciudadanos de Huelva o de Murcia. Tras un breve recorrido acabó desintegrándose a 70 km sobre la provincia de Madrid.
Fue menos brillante que el vivido este verano, también un día 13 y cuyo fulgor grabaros las cámaras de tráfico. Entonces, la bola de fuego iluminó varias comunidades.
El caído en Chléliabins, Rusia, era un fragmento de asteroide, más pesado que llegó al suelo, a zona habitada y dejó casi un millar de heridos.
Pero las piedras estelares son sobre todo espectáculo: Turno para las Liridas, estrellas fugaces cuya mayor actividad se verá el día 22 de abril.