Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Polémica ante la decisión del ayuntamiento de Sevilla de dar lubricante a los jóvenes

Promover la salud afectivo sexual de los jóvenes es el argumento esgrimido por el ayuntamiento de Sevilla para distribuir en los institutos siete mil dosis de lubricantes anales y vaginales. Una dosis que van a tener un coste para las arcas municipales de alrededor de 1500 euros. La polémica esta servida.

Polémica que los expertos en educación sexual atajan de raíz. Los lubricantes son necesarios para evitar roturas de preservativos o por ejemplo para las relaciones homosexuales.

Por eso recomiendan educar a los adolescentes incluso antes de su primera relación sexual.

Desde el ayuntamiento defienden que se trata de una inicitiva que lleva siete años funcionando dentro de un programa para fomentar una educación sexual sana y responsable entre los jóvenes.