Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Es posible el trasplante de cuerpo entero?

Sergio Canaverocuatro.com

El primer trasplante de cuerpo completo podría llevarse a cabo en sólo dos años según el cirujano italiano Sergio Canavero, director del Grupo de Neuromodulación Avanzado de Turín. La operación consistiría en sustituir el cuerpo enfermo de una persona por uno sano y, por descabellado que suene, el doctor italiano asegura que es posible gracias a los avances de la medicina. La polémica está servida y varios son los colegas de profesión que han criticado que este tipo de trasplante es inviable.

Según informa The Independent, Canavero asegura que el trasplante de cuerpo entero podría llevarse a cabo en dos años, “el tiempo que necesito para organizar a un equipo de cirujanos”.
El doctor italiano asegura que “tenemos la tecnología necesaria para hacer esta operación ahora mismo, sólo necesitamos la aprobación ética y los fondos para llevarlo a cabo”, explica en una entrevista en el citado diario, ya que el coste de la operación podría alcanzar los 10 millones de euros.
Canavaro explica que la máxima dificultad de este trasplante reside en conectar la médula espinal para que el cerebro se pueda comunicar con el nuevo cuerpo. La técnica consistiría en enfriar los cuerpos del donante y del receptor hasta la hipotermia y, una vez en este estado, cortar simultáneamente las dos cabezas con unas cuchillas ultra afiladas para que sea un corte extremadamente limpio. Después, se utiliza polietilenglicol (PEG), un polímero que actúa como adhesivo para pegar la médula espinal y ayudarla a conectar con su nuevo cuerpo. Los vasos sanguíneos y el resto de tejidos se unirían como en otros trasplantes que ya se realizan.
No es la primera vez que se plantea esta posibilidad. Ya en los años 70 el neurocirujano estadounidense Robert White realizó un trasplante de cabeza similar entre dos monos. El animal solo sobrevivió durante ocho días y no logró mover el cuerpo.
El doctor Canavero cree que esta técnica es crucial para ayudar a personas que sufren enfermedades en las que la mente está sana pero el cuerpo está dañado, tales como distrofias musculares progresivas o similares.
La polémica no se ha hecho esperar y las opiniones sobre la viabilidad de la operación bastante escépticas. El doctor Harry Goldsmith, de la Universidad de California, explica en The Independent, que “la posibilidad de que esto ocurra es muy poco probable”.