Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nueva York, zona catastrófica

El ciclón tropical 'Sandy' ha dejado al menos 16 muertos a su paso Estados Unidos, según las autoridades locales, con lo ya son 84 los fallecidos en todo el continente americano por el temporal. Según el último balance recogido por la cadena CNN, cinco personas han muerto en Nueva York, dos en Maryland, otras dos en Connecticut, tres en Nueva Jersey, dos en Pensilvania, una en Virginia Occidental, y otra en una réplica del barco 'HMS Bounty'. Además, también ha habido un muerto en Canadá. Las calles de la ciudad se encuentra totalmente anegadas por el agua y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha declarado Nueva York y  Nueva Jersey como zona catastrófica.

Después del paso del huracán Sandy, Obama ha declarado Nueva York y Nueva Jersey como zona catastrófica, según informa el diario USA Today. Esta acción, permite "la disponibilidad de fondos federales para los individuos afectados en los condados de Bronx, Kings, Nassau, Nueva York, Richmond, Suffolk y Queens", explica el anuncio realizado por el presindente estadounidense.
"La asistencia puede incluir subvenciones para vivienda temporal y reparaciones al hogar, préstamos a bajo costo para cubrir pérdidas de propiedades no aseguradas y otros programas para ayudar a individuos y dueños de negocios a recuperarse de los efectos del desastre", dice la declaración.
Las consecuencias del huracán
'Sandy', que tocó anoche tierra en Nueva Jersey convertida ya en tormenta tropical, continúa su avance tierra adentro en dirección oeste por el sur de Pensilvania, según el Centro Nacional de Huracanes (CNH). La tormenta todavía está acompañada de ráfagas de viento sostenidas de más de 100 kilómetros por hora.
A las 5:00 horas (10:00 hora española), la tormenta --considerada ya un ciclón post-tropical-- se encontraba a unos 150 kilómetros al oeste de Pensilvania y se espera que a lo largo del día gire hacia el norte. Así pues, cruzaría Nueva York de camino a Canadá, donde llegaría en algún momento del miércoles, según el CNH.
La falta de electricidad es uno de los muchos problemas a los que se están enfrentando los habitantes de los estados afectados. Según la CNN, habría más de 7 millones de clientes en todo el noroeste sin luz en sus casas.
De ellos, 1,8 millones están en Nueva York; 2,3 en Nueva Jersey; 322.000 en Massachusetts; 1,2 millones en Pensilvania; 619.000 en Connecticut; 72.000 en Delaware; 24.000 en la capital, Washington; 195.000 en Maryland; 117.000 en Rhode Island; 234.000 en New Hampshire, y 83.000 en Maine.
Las lluvias torrenciales han causado importantes problemas en Nueva York, obligando a evacuar a unos 200 pacientes del Hospital de Langone por los cortes de electricidad e inundando el sótano del Hospital Bellevue, aunque de momento no ha tenido que ser desalojado.
Las intensas precipitaciones también han desbordado el río Hudson en ambas orillas, han anegado las calles neoyorquinas, en las que apenas asoman los buzones de correos, y han comenzado a inundar las estaciones de metro de la ciudad, según informa la cadena CNN.
Grave incendio en Queens
Durante la madrugada, un incendio ha destruído medio centenar de casas en un barrio de Queens que ha sufrido fuertes inundaciones a causa del huracán, lo que ha dificultades las labores de extinción. Aún se desconocen las causas del incendio.
Los vientos huracanados han obligado a cerrar los tres aeropuertos neoyorquinos --el John Fitzgerald Kennedy (JFK), el Newark Liberty, y La Guardia-- y han tumbado una grúa que trabajaba en la construcción de un rascacielos en el centro de la ciudad, por lo que ha sido necesario evacuar la zona.
De forma preventiva, las autoridades neoyorquinas ordenaron el pasado lunes evacuar a 375.000 personas, suspender el servicio de transporte público y cerrar los mercados bursátiles, al menos hasta el martes, para evitar graves daños personales y materiales.
El suceso más trágico ha tenido lugar en Carolina del Norte, donde una réplica de la histórica embarcación británica HMS Bounty ha naufragado con 16 personas a bordo. El capitán ha muerto, un marinero está en paradero desconocido y los 14 restantes han sido rescatados por la Guardia Costera.
Rotura de un dique en Nueva Jersey
Nueva Jersey también está sufriendo el azote de 'Sandy'. La rotura de un dique de un condado del Estado ha causado una fuerte inundación en localidades de Moonachie, Little Ferry y Carlstadt, en las que las aguas han alcanzado niveles de entre 1,2 y 1,5 metros, según ha informado a Reuters la Policía estatal.
"Estamos en labores de rescate", declaró la directora de la Ejecutiva del Condado de Bergen, Jeanne Baratta. De momento no se ha informado de víctimas, añadió.
Las tres ciudades, explicó Baratta, han quedado "devastadas" por las inundaciones. Este incidente es una consecuencia más del paso del huracán tropical 'Sandy', que ayer lunes tocó la costa de Estados Unidos.