Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El detenido por el atropello en París, un argelino de 37 años que actuó “deliberadamente”

A primera hora de la mañana, la amenaza yihadista volvía a París. En las afueras de la capital francesa, un conductor acababa de atropellar a un grupo de militares dedicado a la lucha antiterrorista.

“Hemos visto cuerpos en el suelo y militares corriendo por todas partes”, han explicado los testigos, algunos de los cuales grabaron la escena.

En total, seis militares fueron embestidos por el coche del agresor y tuvieron que ser trasladados al hospital, dos de ellos en estado grave.

Inmediatamente, se desplegaron 300 policías en busca del BMW negro, el vehículo con el que se realizó el atropello.

El conductor se dio a la fuga hacia el norte, pero pronto se topó con un atasco-trampa tras el que se escondían las autoridades. Así, detuvieron a Hamou, de 37 años, herido por cinco balas.

De nacionalidad argelina, las autoridades han señalado que actuó “deliberadamente”.

Si bien no está confirmado, el fantasma del yihadismo pilla al Gobierno yéndose de vacaciones.

“El caso ha sido asignado a la Fiscalía antiterrorista”, señaló Christophe Castaner, portavoz del Ejecutivo francés.

Lo que sí tiene claro Francia es que el objetivo eran ellos: los militares de la ‘operación Centinela’; los que patrullan la Francia del estado de emergencia; los que desde 2015 vigilan que cada calle, cada parque, cada metro estén libres de terrorismo.