Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Paraguay garantiza "la vida" de la niña de 10 años embarazada de su padrastro

Denegada la solicitud de aborto para la niña embarazada de 10 añosInformativos Telecinco

El Gobierno de Paraguay ha asegurado que ha hecho lo correcto para "evitar la impunidad" en el caso de la niña de 10 años que se quedó embarazada tras ser violada por la pareja de su madre y ha garantizado "la vida e integridad" tanto de la pequeña como del bebé, según ha informado el Ministerio de Relaciones Exteriores a través de un comunicado.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) exigió a mediados de esta semana al Gobierno de Paraguay que protegiese la vida de la pequeña, identificada como Mainumby y a la que se le niega la posibilidad del aborto. Además, argumentó que su vida corre peligro ya que la probabilidad de que muera durante el parto es cuatro veces mayor que la de un adulto. "Está en una situación grave, toda vez que su vida, salud e integridad personal estarían amenazadas", denunció.
Según el Ministerio paraguayo, el Estado habría actuado de esta forma de acuerdo al Artículo 4 de la Constitución, el cual "garantiza la protección de la vida desde el momento de la concepción", según se desprende del comunicado. Asimismo, el escrito ha concluido que "los medios y la opinión pública en general deben respetar la identidad de la niña y de su entorno familiar", dado el nivel de exposición mediática del caso.
El caso de Mainumby ha reabierto el debate sobre el aborto en Paraguay, un país profundamente religioso que solo permite interrumpir el embarazo cuando la vida de la gestante corre peligro y no contempla excepciones en casos de violación o de que el feto sea inviable.