Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Peña Nieto crea un Sistema Anticorrupción por la "integridad" y la "rendición de cuentas"

Peña Nieto presenta su plan de reformas contra el crimen organizadoEFE

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha promulgado la reforma que instaura el Sistema Nacional Anticorrupción, una iniciativa con la que el Gobierno espera combatir la "impunidad" y añadir un nuevo frente en aras de la "integridad" y la "rendición de cuentas".

Al promulgar esta medida, el mandatario ha destacado que se trata de un paso histórico que refleja las intenciones del Gobierno para "transformar las instituciones". En este sentido, ha destacado que con el "cambio de paradigma" quieren poner fin a la "impunidad" en todos los niveles.
Gracias a este Sistema Nacional Anticorrupción y al reciente impulso de la transparencia, "México tiene dos pilares para lograr una gestión pública basada en la integridad y en la rendición de cuentas", ha subrayado Peña Nieto.
"Hace décadas se llegó a cambiar las instituciones políticas, hoy también se están transformando las instituciones a favor de la transparencia", ha sentenciado, según medios mexicanos.
Las medidas concretas respaldadas por los legisladores incluyen un fortalecimiento de la Auditoría Superior de la Federación y la creación de un Tribunal Federal de Justicia Administrativa que, en colaboración con la Secretaria de la Función Pública y la Fiscalía de Combate a la Corrupción, se encargará de perseguir posibles delitos. Los expedientes quedarán abiertos hasta siete años después de que un funcionario haya dejado el cargo.
México figura en el puesto 103 de 175 en el Índice de la Percepción de la Corrupción que elabora la ONG Transparencia Internacional, algo que el propio Peña Nieto ha tachado de inaceptable en el acto de aprobación del nuevo sistema.