Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un niño de tres años muere en EEUU por un disparo accidental de su hermano de once

Elijah Walker, de tan solo tres años, ha muerto fatalmente por un disparo en la cabeza al este de Detroit.  El niño estaba jugando en un patio junto a su hermano de 11. Portaban un arma de fuego, entonces se produjo la tragedia. En un coche aparcado el mayor disparó accidentalmente al pequeño. El niño fue trasladado de urgencia al hospital pero ya nada era posible. Nuevamente las armas son protagonistas de un escenario fatídico en Estados Unidos. Los disparos accidentales se cobran víctimas como esta con gran frecuencia.